domingo, 12 de octubre de 2008

Al final de la escalera



Si tenéis oportunidad de visionar este film, hacedlo. Con ingredientes sutiles y sin sangre uno puede estremecerse de miedo en el sofá de casa la próxima noche de difuntos.

1 comentario:

helen the ripper dijo...

hola beatrix. no podia estar mas de acuerdo con la elección de esa película. desde entonces no he vuelto a ver una silla de ruedas de la misma manera, y eso q trabajo en un geriátrico.... en fin, una gran recomendación. besos dulces y dulces pesadillas para tod@s.